39081398-9f36-4fee-a239-090c8b5985ee

Por: Oscar Sánchez

@El_Voice

Uno de los músicos más celebres de la escena del rock progresivo, Steven Wilson, está de visita en la ciudad de México y este viernes 11 de marzo ofreció el primero de dos recitales en el Plaza Condesa, el recital es parte de su Tour 2016 y para promocionar su más reciente trabajo 4 ½, material intermedio entre su disco pasado Hand.Cannot.Erase y su próximo material en proceso de producción. Endorfina Cultura se dio una vuelta por allí y acá está la reseña de lo que pasó.

La noche fresca envolvía las calles de la colonia Hipódromo Condesa, la banda poco a poco atendía al llamado del viernes, disfrutar de un rato de virtuosismo musical, acciones atrevidas y libaciones etílicas. Los clásicos tañidos de los vendedores ambulantes adornaban las afueras del recinto, oráculos -que sin saber qué música toca o de dónde viene el artista-, saben que el final de la velada será un éxito, saben que los fans saldrán extasiados, comentando y comprando cualquier afiche para no olvidar el concierto.

Ya adentro, la banda hacía lo de siempre, laxar el cuerpo del estrés de la semana con algunas bebidas, platicar anécdotas que a casi nadie le importan y esperar lo inevitable… Así trascurrieron los minutos hasta que las bocinas y luces hicieron mutis, entonces los gritos y chiflidos daban la bienvenida a los primeros visuales de la noche… Imágenes naturales y con ese dejo de melancolía sobre un lugar que nadie conoce y todos buscan, sentimientos encontrados, paisajes oníricos y del alma. Poco a poco los músicos encontraban su lugar y Steven Wilson hacia temblar el Plaza.

0f74b698-2548-4d33-afb2-112a2b146c88

Las primeras rolas de la noche aceleraban los sentidos de la multitud, propios y extraños –como siempre- se entregaban a los primeros acordes, First Regret, 3 Years Older, Hand Cannot Erase abría las acciones y un emocionado Wilson exclamaba, “es bueno estar aquí”.

Ante un Plaza Condesa completamente abarrotado, Wilson y compañía se reventaron 21 rolas, tracks que fueron de lo melancólico a lo experimental, repasando su historia musical. Perfect Life acentuaba la velada, el viaje cósmico sensorial se ponía en marcha, entre bromas sobre el clima, su llegada a México y el entusiasmo, Steven le ponía santo y seña al viernes y éxitos como Home Invasion, Happy Returns, Routine y Ascendant Here On, afirmaban esta aseveración.

Para estas alturas de la noche, el público compartía algo más que algunos tragos, un estado de trance, un viaje colectivo a todas partes, cada espectador dibujada diferentes expresiones, una constelación de emociones era acompañada por increíbles visuales y acordes de la banda; ojos cerrados, movimientos acompasados y sonrisas hacían de esta tocada algo sublime.

El británico se ha ganado un lugar irremplazable en la escena del rock progresivo por su carácter polifacético e innovador, esto lo ha hecho colaborar con otros grandes como Dream Theater, Emerson, Lake & Palmer y King Crimson. A propósito de esto y con el afán de seguir elevando las emociones, Wilson se discutió algunos temas de Porcupine Tree, el arsenal auditivo se disparaba por todos lados, la banda no daba crédito y temas como Dark Matter, Lazarus, Sleep Together y The Sound of Muzak, redondeaban la noche.

Es así como ante un Wilson visiblemente emocionado y un público completamente entregado, terminó esta noche de alarido, melancolía y progresión. El público pedía otra, pero las clásicas luces eran encendidas, las bocinas volvían a sonar y los ambulantes sabían que el concierto había sido todo un éxito.

El calor del interior disminuía, la brisa nocturna nos decía hasta entonces y una vez más Endorfina Cultural había cumplido su propósito, cubrir y disfrutar otro evento y así continuar difundiendo el arte y la expresión humana, esa que da sentido a múltiples cosas.

Si quieres topar esta experiencia sonora, recuerda que este domingo 13 de marzo habrá otra tocada del joven Wilson. Aún hay boletos disponibles.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.