Fito Paez Metropolitan 2015 (4)

Por: Erika Mo
Fotos cortesía: Lulu Urdapilleta

Ante un teatro abarrotado, el día sábado Fito Páez concedió uno de los recitales más esperados de este año, y no defraudó; durante dos horas deleitó a cada uno de los asistentes con una verdadera retrospectiva de su carrera musical. Aunque fueron muchas las canciones que se quedaron en espera, el cantautor argentino supo cómo presentar cada una de éstas, y llegar al corazón de todos los presentes que, totalmente eufóricos, no dejaban de cantar.

“¡Qué hermoso estar en casa!”

Enfundado en un traje negro, lentes oscuros, y al lado de cuatro excelentes músicos, Páez agradeció la presencia de todos, y se refirió a México como su casa. Los primeros temas: Yo te amo, Giros, La rueda mágica y 11 y 6, ya presagiaban la interacción y el entusiasmo que el músico tendría durante la velada.

“Voy a presentarles a alguien muy especial en mi corazón, una persona sin la cual mi vida no había sido la que es” fueron las palabras con las que presento a la cantante Fabiana Cantilo, quien fuera una de sus primeras musas, y con quien interpretó Yo vengo a ofrecer mi corazón. Nuevamente en solitario, cantó Gente sin swing y hermano. Antes de Tumbas de la gloria, reiteró la alegría de estar en nuestro país, y advirtió “No me van a poder sacar”. Muchacha y Un vestido y un amor dieron fe de la sensibilidad y debilidad de Páez ante la mujer; después de éstas, cedió por algunos minutos el escenario para que Fabiana interpretara Super amor, y sus músicos una melodía instrumental.

Fito Paez Metropolitan 2015 (10)

 A su regreso, ya con casual traje blanco, comenzó un bloque más potente. Para El amor después del amor invitó al escenario a Loli Molina, y juntos la interpretaron, el Metropolitan, por supuesto, vibró. Siguieron Naturaleza sangre, en la que tomó su guitarra y puso a todos a bailar, la gran Circo beat, que modificó para, nuevamente, mencionar a nuestro país, Recuerdos que no voy a olvidar, y la ovacionadísima A lado del camino. Después de Ciudad de pobres corazones, recordó a todos los desaparecidos del país.

Aunque se despidió después de A rodar (en la que todo el Metropolitan bailó), minutos después regresó con un nuevo cambio de ropa, y dos canciones más Dar es Dar y Mariposa technicolor, asimismo presentó a todos los músicos que lo acompañaron, pidió aplausos para ellos y para las dos bellas cantantes que le acompañaron: Fabiana y Loli. Una ovación más que merecida por parte de todos aquellos que cantaron, aplaudieron, bailaron e incluso lloraron, pero sobre todo abrazaron esa noche al gran Fito.

GALERÍA FOTOGRÁFICA CORTESÍA LULU URDAPILLETA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.