13450807_10209567865331787_7216687823727280443_n

 

Por Erika Mo
Fotos: Lulú Urdapilleta/Cortesía

El pasado 11 de junio, el recinto de Tlalpan se enfundó en un ambiente noventero al presentar a dos bandas que tuvieron un gran éxito hace un par de décadas: Azul Violeta y Coda, el mismo éxito se repitió en dicha presentación plagada de nostalgia, energía y talento.

Un poco después de las 20 hrs. comenzó el bloque del grupo telonero Los Shamanes, quienes tuvieron una buena respuesta del público, en su mayoría treintañero,  que se movió al ritmo del metal alternativo de los originarios de San Luis Potosí alrededor de media hora.

Justo a las 20:50, salieron a escena Ugo Rodríguez, Alejandro Ork, Iván González, Yuri González y Andrés Shaboomy, los cinco integrantes de Azul Violeta, el público que estaba fuera de la Carpa de inmediato corrió hacia el escenario para deleitarse con el sonido funk de la banda jalisciense.

La presentación comenzó con Creo en ti, una de las primeras canciones que sonaron hace más de veinte años, inmediatamente el público la coreó con notable emoción, posteriormente llegaron Cada vez más, Volver a empezar y La vida se va. Después del obligado saludo de Ugo “¿Cómo están, queridos? Hace tanto que no tocábamos para ustedes” llegó la bellísima Luna  y Sólo por hoy, nostalgia al cien por ciento.

El evento continuó con Quiere más,  Al menos una vez, No estoy bien, Extasis, tres covers: Whole Lotta Love, Misty Mountain Hop (ambas de Led Zeppelin) , Amar y querer ( aquél cover de los 90 incluida en el Tributo a José José)  y , finalmente, la ovacionada Tu luz, culminando así más de una hora de deleite vocal (la voz de Ugo es simplemente genial) y de gran entusiasmo (Iván, el tecladista, no dejaba de ambientar el momento).

Cuarenta minutos después de la presentación de Azul Violeta, llegó la banda más esperada (decenas de metaleros esperaban con ansias el momento), por supuesto Coda.  Ésta comenzó con Atrévete, y el público fiel a los noventa y al hard rock, desde ese momento no dejó de corear con visible sabiduría cada una de las canciones de la banda que magistralmente entonó Xavi Drago, el carismático vocalista.

Caminando en el fuego, Desnúdame, Sin ti no sé continuar, Vivir en el infierno, Preso de la inquietud y Muerte en el muelle (de su más reciente cd) fueron coreadas, aplaudidas y disfrutadas. Pero definitivamente con Tócame y Aún se llevaron las ovaciones.  Más de diecisiete canciones bastaron para que la banda originaria de la Ciudad de México demostrara por qué aún siguen en activo: simplemente talentosa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.