13557770_10209694778904547_4716055075533911194_n

Por Erika Mo
Fotos Salvador Bonilla

Veinticinco años de carrera ininterrumpida suenan fáciles, pero sobrevivir ese tiempo en una época de grandes transformaciones (internas y externas) es todo un logro, y justo es lo que lo que determina hoy en día a La Lupita, una de las bandas emblemáticas del rock mexicano que surgió a comienzos de los 90. Y qué mejor que festejarlo en el bellísimo teatro Metropolitan.

Fue el pasado viernes 24 de junio, cuando Héctor Quijada, Lino Nava, Rosa Adame, Roberto Palomo, Mersi y Erik Gracia prendieron a las miles de personas que coreamos todas las canciones que interpretaron desde el momento que comenzó Antena, siguieron No voy a volver (de su disco más reciente), El ombligo de la luna (del Pa’servir a ud.) y una de tantas intervenciones de Héctor durante la velada “¡Qué pinche gusto!Es todo un honor, es todo un orgasmo”, dicho esto, interpretaron Hasta morir, el baile apenas comenzaba.

13501607_10209694776424485_6439728028155505664_n

Las canciones no sólo se acompañaron del baile de Héctor o de Rosa, sino también de sendos videos que ilustraban atinadamente cada una de éstas como en Me cae o ¿Qué estás haciendo? Con acompañamiento visual de bellas rumberas. Después de Maldito amor, que fue dedicado a las nuevas generaciones que gustan de La Lupita, Héctor pidió un generoso aplauso para Lino Nava, que entre ovaciones abrazaba con emoción al singular vocalista.

El baile continuó con Batalla, Mente caliente, El funeral del payaso (con ilustraciones de ex presidentes mexicanos en la pantalla), Gira para mí, Diva de bar, dedicada a “todas las mujeres de todos los tamaños y de todas las formas, a las mujeres que son hermosas y cachondeas” mencionó Héctor, quien aprovechó también para darle la ‘”re-bienvenida a Rosita”, todos aplaudimos, dicho esto sonó El país de la lujuria y al terminar Rosa Adame abandonó por unos minutos el escenario.

“Esta es la primera canción que canté con La lupita; fui a una audición y nos ha dado toda la suerte” fueron las palabras del vocalista antes de cantar Pa’ Lariza, le sucedieron Te odio  y Supersónico, ya con Rosa en el escenario nuevamente y con otro cambio de ropa, al igual que Héctor, Gavilán o Paloma (cover del ‘Príncipe de la canción’), Camello, Mecha (originalmente interpretada con Alika y Niña Dioz), Rey Leonardo y la clásica Jajaja.

Pasando la tradicional “primera despedida”, la banda regresó para seguir con Llévame, Jalando Imecas, Contranbando y traición (famoso cover que le hicieron a los Tigres del Norte), la esperadísima Paquita disco y, finalmente, El vals del buen viaje. Sin duda una noche llena de recuerdos y nostalgia, la banda originaria del DF estuvo acompañada por miles de seguidores de ‘hueso colorado’ que coreaban una y otra cada una de las canciones que a lo largo de 25 años han formado parte del soundtrack de nuestras vidas, gente de 30, 40 y hasta 50 años que rejuveneció al escuchar con satisfacción a Rosa Adame de nuevo, o al mirar en el video introductorio fotografías de  ‘Bola’ y Poncho, grandes ausentes, pero de igual manera no dejó de agradecer a Héctor y a Lino su vigencia, energía y presencia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.