wolfmother-fg-06

Texto Julio Méndez
Fotografías: Feli Gutiérres (FG) / Cortesía

Habían pasado más de dos años desde la última ves que la banda australiana, Wolfmother visitara estas tierras para contagiarnos con aquel pantanoso y psicodélico sonido que los define desde más de 15 años.

Ahora, con un nuevo álbum bajo el brazo Andrew Stockdale y compañía regresaron para darle a su manada mexicana una buena dosis de aullidos bajo la luz de la fría luna de octubre.

Tras la desaparición de la banda telonera, Andrew se vio a la necesidad de improvisar y abrir el evento él mismo, tocando algunos de los temas que compuso como solista, al sonido de guitarras acústicas y percusiones la noche dio inicio como si fuese una fogata que lentamente se encendía.

Poco después Andrew volvería esta ves acompañado del resto de la banda, lo cual causó que El Plaza enloqueciera, en un show que logró agotarse por completo, la satisfacción de los músicos era mas que notoria tras la cálida bienvenida que los fans le dieron y de esta manera comenzaron el viaje con  «Victorious» que sirvió como acto de presentación para después estallar con los potentes riffs de «New Moon Rising» y «Woman» la cual fue acompañada de increíbles solos en la guitarra y en teclados hipnotizando por completo a la audiencia.

La comunión entre la banda y la audiencia fue fenomenal, Andrew principalmente contagiaría a la gente con sus brincos y con su grandiosa voz la cual invitaba a la gente cantar con él e incluso intentar alcanzar esas notas tan agudas que para él parecen ser hechas con extrema facilidad.

El show fue acompañado de sus canciones más emblemáticas a través de los años, pero no hay duda que las canciones de su álbum debut lanzado en 2005 son sus más queridas y ellos lo saben, desde  «Apple Tree», «White Unicorn» o la conmovedora «Vagabond» la gente no podía estar mas agradecida por escuchar la mayoría de un álbum que no tuvo igual la década pasada.

«¿Están listos para viajar a otra dimensión, México?» Díria sonriente Andrew para despedirse con «Dimension», la gente se unió para agitar la cabeza con todo el groove que emana de los instrumentos de estos excelentes músicos.

Se retirarían para volver brevemente y cerrar de manera perfecta con su gran himno «Joker & The Thief», era difícil creer que ya había pasado mas de hora y media desde que Wolfmother saliera, fue como si todos hubiéramos salido de un trance de aquellos que solo el verdadero Rock & Roll puede lograr.

GALERÍA FOTOGRÁFICA CORTESÍA FELI GUTIÉRREZ

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.