CZ2A7884

Por: Oscar Sánchez.

 

Hagamos un ejercicio de memoria, recordemos aquellos años noventa y de cuando una generación despertaba al mundo. En esos años el Ska era sólo para unos cuantos, pertenecía a los muchachos con pantalones tumbados, tenis y peinados con picos extravagantes. Los que se saltaban las clases y se reunían en lugares como la Ciudadela allí en Balderas. Entonces conocimos a grupos como Salón Victoria, Panteón Rococó, Nana Pancha y otros etcétera.

De pronto, ante los oídos incrédulos, apareció en la escena un grupo que marcó un punto y a parte en la escena del Ska Mexicano, nos referimos a Inspector. El grupo regiomontano apareció en los escenarios para a portar algo más que sólo prejuicios.

El pasado sábado 6 de febrero, Inspector celebró  veinte años de trayectoria, dos décadas de conquistar los escenarios y prender a la banda skata de aquellos años y también otros oídos ajenos al movimiento.

La fiesta se llevó acabo en el Pepsi Center, un escenario muy distinto al que los vio nacer.

La gente comenzaba a ocupar el inmueble, en medio de las medidas de seguridad pertinentes y agradable atención, los primeros en estrenar el escenario fueron los regiomontanos Skapital Sound, quienes de inmediato prendieron fuego a sus instrumentos y pusieron a bailar a todo aquel que se dejara llevar por su ritmo.

La noche continúo y apareció otra legendaria banda mexicana, Sekta Core, quien también goza de esa jerarquía que sólo los años saben ofrecer. La multitud lo sabía y por lo tanto jóvenes y niños no podían darse el lujo de desaprovechar sus acelerados y densos trompetazos. ¡El baile reinó por poco más de 45 minutos!

Una vez que el cuerpo se refrescó con una bebida, Los Victorios aparecieron en el escenario para felicitar y dedicar algunas rolas a los cumpleañeros, era turno de abrir espacio a Inpector.

Y es así como al filo de las diez de la noche, Big Javi y la banda hizo acto de presencia, los fans que crecieron escuchando su música no quería perderse el momento y los celulares –por primera vez en la noche- hicieron acto de presencia.

El repertorio musical de la tocada comprendía temas de su primera placa discográfica y por supuesto los discos que han marcado su carrera.

El público coreó Es por ti, Deja ya de mentir, Breve historia, Sin rencor, Isla Jamaica y más.

Las anécdotas e historias inundaron el escenario, ahora ya no se veían muñecos Elmo u otro personaje de Plaza Sésamo bailar al compás de las notas y mucho menos a los chavos con sus mochilas ajustadas en los hombros, ahora se veían familias, niños, niñas , señoras y jóvenes.

La música otrora vedada por el “abismo” generacional se disfrutaba por igual, ahora el ritmo ya no sólo pertenece a esa generación. Inspector logró acercar el Ska a la mayoría y ésta la aceptó con gusto.

Cara de Chango, Me estoy enamorando, Araña ska continuaron prendiendo el ambiente, fue entonces cuando apareció Roco de la Maldita Vecindad y entonces el Pepsi Center parecía caer al reventarse un clásico de la banda; Amnesia.

Después de esta inesperada aparición Inspector cerró el concierto con su rola más famosa, esa que posicionó a la agrupación en las listas de las estaciones de radio y televisión, Amargo adiós.

Fue entonces al filo de la media noche que Inspector celebró con sus amigos y público veinte años de carrera, atrás quedaron esos años en donde el Ska era visto como música para chamaquitos locos y desmadrozos, ahora el ritmo es seguido por un sin fin de personalidades y eso es lo importante.

Fotos: Cortesía Pepsi Center

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.