EL RITMO NIPÓN DE LA TOKYO SKA PARADISE HIZO VIBRAR AL PLAZA

Por: Héctor García
Fotos: Óscar Villanueva Dorantes (OVD) / Cortesía

Hace años todavía teníamos el sueño de que vinieran aquellas bandas que tanto nos gustaba escuchar, se nos hacía tan lejano poderlas ver en vivo, una de ellas sin duda era la Tokio Ska Paradise Orchestra, sin embargo ahora hemos tenido el gusto de verlos en vivo ya más de un par de ocasiones.

A unos meses apenas de disfrutar de su extraordinario talento en el Festival Non Stop, el pasado sábado 18 de Agosto se repitió la dosis de su fusión ska, jazz y rock, solo como ellos lo saben hacer.

Pasadas las 20:00 hrs. empezó a sonar los acordes de “Skull Colector, rola que daba pie a una pasarela de éxitos, “Glorious”, “Battle Of Tokio”, “Heaven’s Door”,  “Natty Parade” “Storm Rider”, nos hicieron bailar y brincar en el poco espacio que teníamos ya que la banda abarrotó al Plaza Condesa.

Llegaba el momento de la primera invitada de la noche, Kavka Shishido, quien nos dio una muestra de su talento en la batería, para después saludarnos con un muy buen español y regalarnos “Recuérdame”, tema de la película Coco en su versión ska.

¿Cansados? Para nada, el sudor aumentaba así como las cantidades de cerveza que se compraba para tratar de calmar la sed de más ska, gran momento en que se apagan las luces y se escuchar: “Hey you,  don’t watch that, watch this” así es como todo el lugar se volvió en un pub ingles y se puso a bailar al ritmo de “One Step Beyond” de Madness.

Era momento de la segunda invitada de la noche, la cantante puertorriqueña ILE, quien subió al escenario para cantar con la banda “Te quiero con bugalú” “Tategaki no ame”.

Casi dos horas de música por parte de la banda, pero no era suficiente para nosotros, así es como se despedían con “Pride of Lions” “Down Beat Stomp” no sin antes amenazar con regresar a México una vez más para festejar el próximo años su 30 aniversario.

¿Era todo? No se podían ir sin entonar el famoso y clásico “Cielito lindo” con el cual todos sabíamos que era el cierre de la noche, viendo a Hajime Ohmori con una máscara de luchador fuimos dejando el lugar después de haber vivido una de las mejores experiencias musicales, sin duda como ellos mismos mencionaron: “El ska no tiene fronteras”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

No comments yet.

Join the Conversation

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.