EL MATÓ A UN POLICÍA MOTORIZADO, UNA BANDA SIEMPRE AGRADECIDA CON SU GENTE

Por: Ángel Santillán
Fotos Cortesía: José Jorge Calderón

¡Qué gran banda es El Mató A Un Policía Motorizado! Creo que es justo empezar con esta expresión para recapitular la felicidad que nos dejó aquel show vivido la pasada noche en el Lunario del Auditorio Nacional.

Los astros argentinos, después de hacer un tour por diversos festivales de México, no pasaron por desapercibida la Ciudad de México y el gran recibimiento que les brinda cada vez que pisan algún escenario de sus entrañas, siendo el Lunario del Auditorio el elegido esta vez para la velada más mágica y encantadora para el cierre de sus paso este año en el país.

La encargada de empezar el show fue la citadina Carla Rivarola, en solitario únicamente con su guitarra eléctrica y una voz especial que interpretó canciones de su autoría, extractos de su disco debut Médula Silvestre, lanzado este año.

Ante la impaciencia y silbidos del público los El Mató, compuesto por Santiago Motorizado, Pantro Puto, Chatrán Chatrán, Niño Elefante y Doctora Muerte, no tardaron en subir a escenario ante los alaridos y gritos de «¡Santi, hazme un hijo!», «¡Te amo, Santi!» y algunos más atrevidos y llenos de ironía como «¡Te regalo a mi hermana, Santi!«.

Súper daditativos como siempre con sus setlist, Santiago Motorizado y compañía no decepcionaron al tocar 26 canciones durante casi dos horas en un concierto que tuvo muy pocas pausas en las que Santi aprovechaba para soltarnos su mejor sonrisa y pulgares arriba en aprobación de que lo estábamos haciendo muy bien como fans.

Presentando un nuevo show audiovisual, el cual consistía en una pantalla con proyecciones cósmicas y psicodélicas detrás de ellos, mientras tocaban temas como El Magnestismo – canción con la que arrancaron-, La Noche Eterna y Las Luces, extractos de su más reciente material La Sintesis O’Konor, así como también otros grandes clásicos como Nuevos Discos, Dos Galaxias, Amigo Piedra, Terrorismo en la copa del mundo, entre más hits de su disco de La Dinastia Scorpio. Así como Mi Próximo movimiento que tocaron en el encore de su material Día de Muertos para cerrar con la clásica Chica Rutera con la que todos nos volvimos locos y hasta un pequeño slam se armó  con la gente de hasta enfrente.

Él Mató A Un Policía Motorizado nos dio un recorrido más que genial por su carrera en un show que nos dejó más que satisfechos, como siempre. Son una banda que nos deja una marca emocional en cada visita que nos realizan, donde a pesar de su consagración ya inminente, nos dejan ver su humildad y agradecimiento hacia el público mexicano que nunca los dejará solos en cada oportunidad que se presente de verlos en directo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

No comments yet.

Join the Conversation

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.