principal-e1418948137745

Ciudad de México, 28 de mayo de 2015 – Con los ojos, oídos y manos llenos de memorias, Ambulante clausura una década de cine transportado. A través del documental hemos tomado postura, lanzado interrogantes. Quisimos sacudir, subvertir y remodelar; exponer temas locales y otros universales, siempre explorando nuevas perspectivas para cuestionar la realidad. Una década en la que hemos intentado fundamentar la necesidad de combatir, desde la trinchera del cine documental, el monopolio del saber y el discurso único. Las historias contadas nos han permitido mirar sin artificios, y hacerlo en comunidad y en movimiento. Si registramos los kilómetros recorridos, en estos diez años dimos la vuelta a la Tierra siete veces.

“Estos años han sido de un aprendizaje constante que proviene de todos aquellos que se han acercado a Ambulante: realizadores, colaboradores, público, equipo y voluntarios. El recorrido de Ambulante se ha nutrido de todos ellos y así seguirá siendo en el futuro. Entre los logros más destacables, mencionaría el haber encontrado un público y haberlo hecho crecer. Nuestro trabajo se ha enfocado principalmente en cambiar la percepción del documental y contagiar la pasión por este género cinematográfico, tanto para verlo como para realizarlo. Es un logro que nos provoca una enorme satisfacción, ya que finalmente la apreciación del documental es también, de manera indirecta, la apreciación del otro, o de lo otro. Es reconocernos a nosotros mismos en los demás y, por lo tanto, contribuir a generar una empatía colectiva, el primer paso para lograr un mejor entorno y una mejor sociedad”, apunta Elena Fortes, directora general y fundadora de Ambulante.

Diez años después de adoptar como premisa la promoción de un modelo de exhibición innovador que impulsara el intercambio cultural, Ambulante clausura el festival de este año con los mejores resultados de su historia. 101,431 personas asistieron a los más de 1,500 eventos programados en 46 municipios de la República y 10 delegaciones capitalinas. El crecimiento con respecto a la primera edición es del 725%.

La asistencia promedio por evento se elevó a 67 personas. Los estados que registraron mayor número de espectadores fueron el Distrito Federal, Veracruz, Oaxaca y Puebla. Durante 94 días se programaron actividades en 210 sedes y se llevaron a cabo 120 funciones al aire libre. Hubo proyecciones, pláticas,performances, mesas redondas, maratones de cine, talleres, obras de teatro, clases magistrales, foros y puntos de encuentro, así como algunas actividades especiales como Ambulanchas, cine rodadas, proyecciones en 180º y cine en centros de readaptación social. Recibimos a más de 100 invitados, 16 cintas celebraron su estreno mundial en la Gira, 9 realizadores presentaron su ópera prima y 50 fueron producciones mexicanas.

El catálogo de películas, conformado por 180 títulos, develó el interés del público por las cintas mexicanas, las musicales y las de derechos humanos y libertad —o falta de— de expresión. Entre las más vistas se encuentran Llévate mis amores (dir. Arturo González Villaseñor), CITIZENFOUR (dir. Laura Poitras), Pulp; una película sobre la vida, la muerte y los supermercados (dir. Florian Habicht), Björk: Biophilia en vivo (dirs. Peter Strickland y Nick Fenton), ¿Es feliz el hombre que es alto? Una conversación animada con Noam Chomsky (dir. Michel Gondry), Manifestación (dir. Victor Kossakovsky con 32 estudiantes de la Universitat Pompeu Fabra), A Hard Day’s Night (dir. Richard Lester) y Camaleón (dir. Ryan Mullins).  Otros documentales que destacaron por su alta asistencia media por función son Bicis vs carros (dir. Fredrik Gertten), Living Stars (dirs. Mariano Cohn y Gastón Duprat),George Harrison: viviendo en el mundo material (dir. Martin Scorsese), Buscando a Sugar Man (dir. Malik Bendjelloul) y La sal de la tierra (dirs. Wim Wenders y Juliano Ribeiro Salgado).

Por medio de pláticas y mesas redondas, se pusieron sobre la mesa temas urgentes relacionados con desapariciones forzadas, migración, cambio climático, espionaje cibernético y derechos digitales, periodismo en lugares de riesgo, derecho a la protesta y estrategias de protección, entre otros. También incidimos en la rama formativa del festival, con clases magistrales impartidas por reconocidos documentalistas  —Carlos Hagerman, J.P. Sniadecki y Jeff Silva— y talleres de muy diverso tipo: arte urbano, programación para niños, etnografía sensorial, teatro documental, narrativa transmedia y apreciación cinematográfica.

Además, estrenamos el sello Ambulante Ideas, un espacio para la educación que busca generar un diálogo e intercambio de opiniones en torno a temáticas artísticas y sociales por medio de encuentros multidisciplinarios. Con este objetivo se llevó a cabo en Oaxaca el encuentro “Nuevos caminos y otros atajos hacia la participación colectiva”, cuyos ejes de trabajo estuvieron ligados a experiencias de proyectos sociales y artísticos definidos por un interés comunitario enfocado a la educación, la migración y la violencia. Las conclusiones de dicho encuentro se compilarán en una publicación y se presentarán al público en los próximos meses.

BOLETÍN INFORMATIVO AMBULANTE

Publicado en: Cine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.