unnamed (9)

Texto: Óscar Sánchez
Fotos: Óscar Villanueva Dorantes (OVD) / Cortesía

Hablar de Dj Shadow, es hablar de historia,  garantía, y emoción sobre el escenario. Al menos así lo han demostrado sus sets a lo largo y ancho del mundo.

Un vez más el Plaza Condesa sería sede del ánimo y explosión sónica de fin de semana, al recibir a Joshua Paul «Josh» Davis… y su más reciente placa discográfica.

“Hola amigos y amigas”,  fueron sus palabras, un viejo conocido regresaba a la Ciudad de México por tercera ocasión para brindar macanazos de éxitos y algo fresco, el nuevo trip titulado “The Mountain Will Fall”, con tres pantallas las cuales proyectarían visuales hipnóticos; así, como en Coachellla.

Después de los primeros tracks, el deep house y el trance aceleraban el ritmo cardíaco, hasta que de pronto, la vieja escuela se hace presente, el flow y como dirían por ahí, ¡esto se va a descontrolar!

Los ojos del respetable se inundaban de colores, el trance inminente producto de las mezclas evolucionaba, el desenfreno ya era inminente era hora de un poco de drum and bass.

El climax de la noche: Josh agradece al público, se deja caer una manta traslúcida frente al escenario, donde serían proyectadas diversas imágenes asimétricas, que auxiliadas del monitor curvo detrás, crearían una ilusión visual de tercera dimensión, escenario ideal para soltar el gran remix de “Six Days”. Detrás, visuales rojos, de frente, motas azules que se tornarían en el planeta Tierra girando frente a nosotros.

“The Sideshow” es ejecutada con maestría, mientras el video oficial se proyecta; “Midnight In A Perfect World” no podía faltar; la gente enloquece con “Nobody Speak”; “Building Steam With A Grain Of Salt” trae consigo uno de los mejores trips de la noche y para cerrar, “Organ Donor” nos consume por completo.

Un outro es ejecutado para que DJ Shadow se despida del gran público mexicano que supo observar callado cuando tenía que hacerlo y perder la cordura en el momento adecuado, mientras en la manta se proyectan los créditos a todos los que intervinieron en traernos este increíble espectáculo.

Para sorpresa de todos, el set solo duró cerca de hora y media, dejándonos enfiestadísimos y con ganas de más, pero el gran sabor de boca que provocó este concierto y la promesa de Josh de volver pronto nos deja bastante contentos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.