Nota por: Nadja Fernández Herrera
Fotos por: Ale Alavez

Grande era la expectativa de escuchar y ver, al legendario Scott Stapp, en vivo después de todo lo que ya les sabremos.

Después de deleitarnos con la banda abridora, Three Stone Maze, que sonaron increíble y nos dieron un set lleno de energía y fuerza. Llegó el momento, esperábamos con ansias al que fue cantante de Creed, esperábamos algo grande y nos lo dio.

Muy a tiempo con los horarios, Scott Stapp y su banda salieron para abrir la noche con “Bullets”, el público gritó enérgicamente y coreó la canción.

Y así transcurrió un setlist de quince temas, en su mayoría de Creed, haciendo que las personas que asistieron al Plaza Condesa se emocionaran y cantaran a todo pulmón las rolas que marcaron una década.

Uno de los grandes momentos de la noche fue cuando se reconoció el intro de “Overcome”, sabíamos que venía una de las canciones más enérgicas y el público respondió increíblemente, gritando, cantando, headbangueando y levantando el puño cuando Scott se acercaba a la gente para mostrar la emoción que les transmitía.

Después llegó el momento emotivo de la noche, con un Scott que de vez en vez decía: “Gracias Mexico City”. Se sentó en medio del escenario y cantó junto con todos los fans “With Arms Wide Open”, seguida de “Higher”, podemos afirmar que había gente llorando en ese momento y cómo no, si es una de las canciones que ha marcado a más de uno.

Y así siguió la noche con una banda que nunca bajó la energía, al contrario, parecía que cada vez tenían más para dar a su público y un Scott Stapp decidido a demostrar que regresó para quedarse, cantando temas de su nuevo disco The Space Between The Shadows y cerrando la gran noche con “My Sacrifice” y no pudieron hacerlo mejor, el público se volvió loco.

Sin dudas podemos afirmar que el que fue cantante de Creed llegó para quedarse y podemos esperar otra fecha en nuestra ciudad y nuevos álbumes que seguirán creciendo su carrera en la música.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.