Nacho Vegas Metropolitan OCT 2015 (2)

Por: Erika Mo
Fotos cortesía José Jorge Carreón

Enfundado en un sobrio traje color negro, y acompañado por cinco talentosos músicos, el día de ayer se presentó en el Teatro Metropolitan el reconocido cantautor español Nacho Vegas como parte de la promoción de su más reciente disco titulado Resituación.

Después de tres meses de espera (fue en julio cuando se dio a conocer la fecha del concierto), los miles de seguidores del también músico asturiano, disfrutaron ampliamente, y a todo pulmón, cada una de las melodías que éste interpretó en un magno, acogedor y bohemio recital.

Nacho Vegas Metropolitan OCT 2015 (4)

Aunque el evento estaba programado para dar comienzo a las 20:30 horas, fueron quince minutos después cuando se dio la tercera llamada, la encargada de abrir el escenario fue la cantante tijuanense Vanessa Zamora, quien es sus propias palabras comentó sentirse “muy contenta de estar abriendo el show del gran Nacho Vegas”. Poseedora de una buena voz y melodías amorosas, interpretó con visible entusiasmo seis canciones: Otra vez, Lo que no tengo, para Siempre, Este final, Control y Hasta la fantasía, aunque los presentes aplaudieron cada una de éstas, eran evidentes las ansias por ver al español.

Fue alrededor de las 21:30 horas, cuando se apagaron las luces y la euforia aumentó, ante el grito de ‘¡Nacho!, ¡Nacho!’, fueron poco a poco apareciendo en el escenario los músicos, finalmente el asturiano tomó su guitarra y los primeros acordes de Dry Martini SA  comenzaron a sonar, la canción incluida en El manifiesto desastre auguró el éxito de todo el concierto. Al término de ésta, el cantautor se mostró plácido y agradecido, de igual manera destacó la actuación de Vanessa Zamora.

Nacho Vegas Metropolitan OCT 2015 (9)

El recital continuó con una canción de su más reciente disco Resituación: Adolfo Suicide, Me he perdido (mencionó a Christina Rosenvinge, con quien la grabó originalmente), Perplejidad. Fue Ciudad vampira, la que dio comienzo al bloque ‘revolucionario’. Antes de interpretar Polvorado, habló sobre la Revolución Industrial y las consecuencias que dejó ésta en Asturias tales como el desempleo y la formación de sindicatos, asimismo la dedicó para todas las víctimas de dicho suceso, le siguieron Runrún y Taberneros, entre otras.

Con un sencillo escenario y sin muchos juegos de luces, Nacho Vegas interpretó con sentimiento, energía y talento cada canción, dejando en claro que lo suyo es la poesía musical; el público, en respuesta, cantó cada una de sus melodías como verdaderos himnos de una generación desencantada y al mismo tiempo en busca de la esperanza.

GALERÍA FOTOGRÁFICA CORTESÍA JOSÉ JORGE CARREON

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.