OH SEES Y EL VERDADERO ESPÍRITU SALVAJE DEL GARAGE EN HIPNOSIS

Por: Ángel Santillán

La trilogía de Hipnosis Presenta llegó a su fin, pero no un final cualquiera, fue de verdad épico y salvaje.

Después de ver a The Make-Up y a Psychic Ills, era turno de una de las mejores bandas de garage y psych del momento, Oh Sees, quienes visitaban el país por segunda vez. Desde antes de las 7:00 pm la fila para la entrada ya estaba algo larga entre la lluvia que dejaba caer sus primeras gotas. La sorpresa es que la mayor parte de esa fila sólo esperaba que abrieran taquillas para comprar tickets, así que tuvieron que esperar un rato más a que se liberarán para checar el cupo del foro.

Tres bandas mexicanas fueron las teloneras para iniciar el slam desde la primera canción. Por que si, la energía que desbordaba el Indie Rocks! era pulsante, y Psiónicos aprovechó eso para darnos un buen repaso de talento y rockear durísimo sin la necesidad de haber una guitarra, ya que solo el teclado, la batería y el bajo, acompañados de sus voces, por lo menos a un servidor lo dejó sorprendido. Psiónicos es como si The B 52’s hubiese renacido en ellos con letras en español. Hay que seguirles más la pista.

Los siguientes en salir fueron Sgt. Papers, solo dos integrantes en batería y guitarra, que no hizo falta más para aumentar el nivel de slam que de por sí ya se manejaba en el venue. Sgt. Papers también dieron un gran show con el que se terminaron de prender aún más los asistentes que en su mayoría rondaban entre los 20 años.

La última banda telonera (y la principal) fue Nelson y Los Filisteos que también dieron un buen concierto, pero que el público no se sintió tan empático con la agrupación, a pesar de que había unos cuantos fans de los Nelson. El slam disminuyó notoriamente, prácticamente ya todos estaban o muy drogados o muy pedos, quizás ambos, pero aún con eso Nelson y Los Filisteos dejaron todo listo para que al fin pudiéramos ver a Oh Sees en acción. Y la tormenta se estaba avecinando.

John Dwyer y compañía salieron al escenario para conectar sus instrumentos y el público se volvió loco. “The Static Gold“, uno de los sencillos de su nuevo disco Orc, estrenado el año pasado, fue la primera en sonar y retacarnos de riffs y un audio ensordecedor que con ello trajo un slam imparable durante todo el tiempo que Oh Sees tocó.

The Dream“, uno de los viejos clásicos sonó después y los empujones eran imparables. “Plastic Plant”, “Withered Hand” y “Tidal Wave“, de las más esperadas resonaron en los tímpanos a base de dos baterías, un potente bajo y la guitarra transparente e increíble que John Dwyer portaba.

Toe Cutter / Thumb Buster”, “Sticky Hulks”, “Animated Violence”, “Dead Man’s Gun” y un cierre espectacular con “Contraption / Soul Desert“, fueron trancazo tras trancazo, metafóricamente por cómo su sonido tan perfecto a uno le volaba la cabeza, y muy literal porque estando ahí tenías que formar parte del slam sí o sí y recibir unos cuantos golpes y empujones en los que también la gente se aventaba por las manos de todos hasta llegar al escenario donde la seguridad los sacaba.

Al final, un grato sabor y recuerdo de esta trilogía de Hipnosis Presenta con un gran cierre con broche de oro y su verdadero show de Garage en música y espíritu. Y si, con las piernas destrozadas por el cansancio, pero con las ganas al full listas para esperar el gran plato fuerte que no espera en octubre: el Festival Hipnosis.

No comments yet.

Join the Conversation

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.