Por Erika Mo
Fotos: Cortesía/OCESA

La espera terminó, las presentaciones sucedieron, pero el recuerdo quedará en la memoria de todos aquellos que presenciaron el concierto de la banda de rock contemporáneo (como se hacen llamar) oriunda de California que cada vez más seguidores tiene en nuestro país.

El primero de dos conciertos en el famoso recinto del centro histórico fue el pasado 04 de mayo, comenzó un poco después de las 20 horas, cuando la novel banda del norte del país, The Chamanas hizo acto de presencia en el escenario, aunque la inquietud, euforia y espera por ver a Enjambre no se disimulaba, los teloneros tuvieron un exitoso acto que duró aproximadamente veinte minutos.

Ante el grito ovacionando a la banda que ya todo el Metropolitan esperaba, por fin, unos minutos después de las 21hrs. poco a poco aparecieron en la pantalla los nombres de cada uno de los integrantes de la banda mientras cada músico tomaba su posición, las primeras notas de Celeste comenzaron, y aunque no se escuchó al unísono como otras melodías, al término de ésta todos la aplaudieron.

Siguieron la bella En tu día que fusionaron con la conocida Dulce soledad, por supuesto el canto general no se hizo esperar, y éste siguió hasta el momento de la ya clásica Manía cardíaca. Continuamente el vocalista agradecía al público y mencionaba lo importante de ese ‘encuentro especial’ que tenían en dicho momento. De igual manera, agradeció a The Chamanas por abrir el evento, dicho esto, siguió Tercer tipo.

Durante aproximadamente dos horas y media, el grupo conformado por Luis Humberto, Julián y Rafael Navejas, así como Ángel Sánchez y Javier Mejía, complació a los aproximadamente tres mil asistentes que corearon una tras otra las canciones que a lo largo de 12 años de carrera han consolidado a esta exitosa banda.

Dama demencia fue una de las más aclamadas y el grupo pudo dar fe de la energía que suelen tener varias de sus canciones, sobre todo al momento de seguir con la bellísima Somos ajenos o la relativamente ‘vieja’ pero bella Cámara de faltas. También se hicieron presentes Nudo y Detéstame.

El momento acústico de la noche llegó con Amenaza, donde únicamente se escucharon las guitarras, la voz de Humberto y, por supuesto, de todo el Metropólitan. Definitivamente Visita  tiene su lugar en el corazón de todos los seguidores de Enjambre, y ese día no quedó duda de ello. La despedida llegó con Ausencia.

Cabe mencionar que tanto en la primera como en la segunda fecha, la banda gozó de un recinto totalmente agotado, y en la presentación se notó claramente por qué, con una trayectoria relativamente joven, el grupo californiano, pero asentado en México, poco a poco ha logrado ganarse la admiración de jóvenes, y no tan jóvenes, con letras que narran situaciones tan comunes en la vida de las personas, pero fusionándolas con retórica que le da una belleza a la lírica de esta agrupación, y el Metroóolitan fue testigo indudable por dos noches seguidas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.