Por: @la_paws

La última gota de tu cápsula de café es sólo el comienzo del mejor viaje en bicicleta que puedas tener, un viaje llamado RE:CYCLE, lleno de sostenibilidad y diseño, que nació luego de que los planes de reciclaje de Nespresso captarán la atención de Jimmy Östholm.

¡Agárrate bien, pedalea y sigue leyendo!

Jimmy Östholm, exmanager de comunicaciones en IKEA y actual fundador la marca de estilo de vida Velosophy, se fusionó con Nespresso para crear la primera bicicleta hecha de cápsulas.

¿Pero cómo surgió la idea?

Anteriormente las cápsulas eran recolectadas por la marca suiza de café para reencarnar en objetos como navajas suizas Victorinox y bolígrafos Caran d’Ache.

Sin embargo, esta idea fue rechazada por los clientes por no representar principios de diseño democrático. Simplemente no se sentía bien ni coherente, que una propuesta social de reciclaje culminará en objetos lujosos e inalcanzables.

Y entonces, ¿qué pasó después?

Fue entonces cuando la experiencia de Östholm influyó en la perspectiva comercial de Nespresso, al defender la idea de que los productos de calidad creados con sus cápsulas, como la bicicleta RE:CYCLE, deberían ser asequibles para un mayor número de personas, y buenos para el medio ambiente y la sociedad.

El mayor desafío técnico de Östholm, fue encontrar una manera de convertir el aluminio liviano de las cápsulas en un material lo suficientemente rígido como para cumplir con los estándares de seguridad de fabricación de bicicletas. No era ciencia espacial. Pero tomó un tiempo.

¿Dónde se vende?

Para reducir los costos de operación, Velosophy no tiene tiendas minoristas ni salas de exhibición, realiza todas sus ventas en línea. Hoy ya es posible adquirir una de sus bicicletas urbanas por un costo de 27 mil 410 pesos, y por cada bici vendida ambas empresas donan otra a estudiantes en África para mejorar su acceso a la educación.

+ datos que debes saber

Cuando reciclas contribuyes a que los árboles de los que se extrae el café crezcan.

Un estudio reciente, encargado por la empresa británica de café Halo, estima que 56 mil millones de cápsulas de café producidas por varios fabricantes cada año terminan en vertederos.

Las cápsulas Nespresso tardan 150 años en descomponerse, por lo que lograr que los clientes las reciclen es clave. ¿Tú las reciclas?

Sólo el 25% de las cápsulas regresan para ser recicladas, lleva las tuyas a uno de los 122 mil puntos de recolección Nespresso en el mundo para que puedan ser procesadas por una planta de reciclaje certificada que tenga la tecnología para separar limpiamente el aluminio de los granos de café.

Actualmente este programa de reciclaje incluye 39 países.

Cuando reciclas el final de la historia es sólo el principio… ¡LET’S GO RIDE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.