14457488_10210565238505493_580750773421779858_n

Por Tania Mena
Fotos César Vicuña/Cortesía

No por nada la originaria de Tijuana, Baja California;  la cual se encuentra nominada en dos categorías al GRAMMY latino por mejor álbum del año  y mejor álbum Pop/Rock,  demostró  en el Teatro Metropólitan que dichas nominaciones son bien merecidas. Y es que Julieta Venegas demuestra una gran versatilidad e ingenio en el escenario, como bien sabemos desde muy joven se desenvolvió en el ambiente musical tomando clases teóricas, canto y violonchelo. Tal vez  pensabas que Julieta solo tocaba el acordeón el cual se ve implícito desde su primer disco solista, Aquí de 1996, distintivo que la ha caracterizado, pero no es así, lo que nos demuestra que musicalmente tiene diversas influencias.

Siendo invitados la banda Yo Camaleón a  ser teloneros y adentrar al público dentro del ambiente que sólo en el Metropólitan se puede experimentar. Particularmente desde cada perspectiva del recinto se puede tener una gran vista del escenario, así como sentir muy cerca al artista en escena. Agradecidos, la banda se despidió y prometen tener más presencia en los escenarios mexicanos, indudablemente una gran oportunidad para ellos.

Venegas salió al escenario casi en punto de las 9:00pm con un vestido muy formal así como con zapatillas altas. Tal vez no muy común de verlo en ella, pero es de saberse que la vibra que emanaba Julieta en perspectiva se sentía como agradecida y sintiendo esta noche, una noche especial e importante para ella.

Comenzando con “Esperaba” el público gritó emocionado de verla y no se hicieron esperar alguno que otro grito de “¡Julieta Te amo!”. Continuando con “Te Vi” al finalizar ésta, refirió que este concierto en particular sería de muchos recuerdos ya que tocaría rolas “viejitas”. Mencionó que por redes sociales observó un comentario en el cual le comentaron – ¿Julieta por qué no tocas canciones de antes, en tus conciertos? Cosa que la hizo reflexionar por lo cual tomó la decisión de traer melodías del pasado al presente.

14470372_10210565237985480_6658351160779902031_n

En efecto Julieta tocó éxitos del pasado como de su actual producción. Particularmente en ciertas canciones expresó su sentir de diversos temas de interés general como personal, por ejemplo : “Adiós Desolación” en el cual comentó – “Todos tenemos problemas, todos hemos estado inmersos en ellos, pero podemos salir adelante”; también se expresó teniendo fe en que México es un gran país, tristemente mal gobernado pero lleno de mucha juventud y esperaba que su música sirviera para inspirar esas mentes para poder lograrlo, volver a brillar; en efecto Julieta estaba muy inspirada.

Un momento particular fue cuando Julieta dedicó parte de su show a Juan Gabriel, primero cantando canciones como “Querida” o “El Noa Noa”. Mencionó que dos de las personas que más influyeron en su carrera musical habían sido el Divo de Juárez así como Rocío Dúrcal y por tal motivo sentía un gran pesar que se hubiera ido un grande de México, sin lugar a dudas un momento emotivo.

El público muy emocionado al finalizar el concierto ya de pie haciendo eco a sus canciones más distintivas y emotivas como “El presente”. La ex Tijuana No!, se despidió cantando “Me voy”, pero sabíamos que aún faltaban éxitos para ser coreados, por lo cual después de una pausa de aproximadamente dos minutos regresó al escenario con mucha energía, agradecida y emocionada interpretó canciones que han marcado generaciones como “Eres para mi” con una mezcla del la versión que tiene en colaboración con La Mala Rodríguez.

Dentro del público se pudo observar niños, mismos que Venegas invitó a subir al escenario permitiéndoles acompañarla en canciones como ¨Andar conmigo¨, indudablemente un momento de ensueño para los pequeños.

Venegas reiteró la emoción que sintió que el público la acompañara esa noche y que sin éste, no tendría caso hacer música sería como tocar a la nada. Indudablemente Julieta Venegas demostró en el Metropólitan sus capacidades y talentos musicales yendo desde la guitarra, el piano hasta su amado acordeón. Una noche de emociones personales que se vio reflejada en notas e interpretación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.