JIMMY EAT WORLD EN EL PLAZA. MAKE EMO GREAT AGAIN

Por: Ángel Santillán
Fotos: Héctor García

Domingo, un cierre de semana que no fue nada particular gracias a la visita a la Ciudad de México de Jimmy Eat World después de varios años de no hacerlo.

Playeras con la leyenda Make Emo Great Again por parte de diversas personas se iban congregando al corazón de la colonia Condesa en un frío clima después de una liviana lluvia.

El Plaza
fue la segunda escala de los originarios de Arizona luego de haber pasado por Monterrey en el Hellow Fest, festival en el que por cierto también les fue espectacular.

Para la Ciudad de México, Jimmy Eat World se hizo acompañar por dos agrupaciones mexicanas, siendo Kill Aniston, dirigidos por Josué Guijosa, los primeros en salir a las casi 6:20 pm y tocar un set que duró aproximadamente veinte minutos en los que desenvainaron sus mejores éxitos ante un Plaza que aún se notaba bastante vacío.

El segundo round corrió a cargo de los tapatíos Say Ocean y su happy punk con el que no paraban de saltar y dar vueltas por el escenario. “Sabemos que es algo diferente a lo que Jimmy Eat World toca. Así que esperamos que les guste. Estamos muy emocionados de estar aquí“, dijo el vocalista al que efectivamente se le notaba una emoción descomunal en su rostro al igual que los demás integrantes. Pero para su desafortunio, muy pocas personas los disfrutaron ya que la gran mayoría mantuvo gestos y ánimos nulos hasta la última canción con la que se despidieron y se tomaron una foto para sus redes.

Al fin después de tanto circo, la banda estadounidense Jimmy Eat World, compuesta por Jim Adkins, Tom Linton, Rick Burch y Zach Lind salieron y el público enriqueció. La lona con su nombre detrás de ellos se iluminó y Sure And Certain empezó a sonar al mismo tiempo que las gargantas de cientos de personas también lo hicieron.

Sin pausas, I Will Steal You Back, Big Casino, For Me This Os Heaven y Futures fueron ejecutadas por los estadounidenses, hasta que Jim Adkins dio unas palabras de agradecimiento y pedir disculpas por los muchos años de ausencia en nuestro país y decirles a sus fans ser muy perseverantes.

Pain arrancó y el coro que le siguió era ensordecedor, a contra parte de Just Tonigh, Always Be y Hear You Me en las que los que iban en pareja de enamorados se abrazaban al son de las canciones.

Después de haber tocado veintitrés canciones, con las que cerraron con 23 y Bleed American, el breve y clásico encore se dio para que el público hiciera salir a la banda de nuevo e interpretará tres temas más en las que incluía The Middle, su obra más conocida y por supuesto la más esperada por todos para dar un gran cierre con broche de oro en el que inclusive soltara unas lágrimas el vocalista y líder Jim Adkins y prometer a todos regresar pronto por más del cálido público mexicano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

No comments yet.

Join the Conversation

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.