Homenaje a Capitán Pijama en el Museo del Chopo

unnamed

*Domingo 18 de enero de  2015, 18:00 horas. Entrada libre

**En el marco de El Chopo regresa al Chopo

En enero continúa el ciclo de conciertos El Chopo regresa al Chopo con un homenaje a una de las leyendas de la música electrónica mexicana; se trata de Capitán Pijama,  considerado uno de los músicos más innovadores, anticonvencionales, irónicos y  divertidos de la escena electrónica y del rock progresivo.

 

Jesús Bojalil, mejor conocido como Capitán Pijama, falleció en octubre de 2014. Inició su trayectoria en la década de los setenta; fue uno de los primeros músicos que experimentó con sintetizadores, cajas de ritmos y máquinas de efectos. Desafió los estándares de cómo hacer e interpretar canciones en esa época, en la cual sólo se consideraba como música alternativa el rock & roll. Se mantuvo siempre al margen de la industria masiva de la música, pese a ello tuvo una prolífica producción discográfica.

 

Fundó varios grupos: Como México no hay dos (1974), título irónico sobre la campaña nacionalista que promovió en ese entonces el presidente Luis Echeverría; Pijamas A Go-Go (1980); El escuadrón del ritmo (1982); y Groovy People And The Love Freaks, con el Dr. Fanatik (1989). Su música tenía fuertes influencias del techno, psicodelia, noise y electrónica.

 

Colaboró en la revista La mosca en la pared. Sus textos relataban historias hilarantes, las cuales tenían un gran éxito entre los lectores. En una entrevista publicada en dicha revista el músico comentó: “mi búsqueda está hecha manualmente. Estoy tocando teclados en tiempo real, sigo teniendo un gran gusto por los sonidos electrónicos analógicos, clásicos, alemanes. Sigo influenciado por la música de Brian Eno, Tangerine Dream, Neu, Klaus Schulze”.

 

En los discos En busca del átomo relleno de chocolate y Música para cazar mariposas, el Capitán Pijama recrea el sonido de la electrónica de la vieja escuela; los títulos de las producciones están cargados de humor, algunos de ellos tomados de las historias que creó su desbordada imaginación.

 

Durante la década de los noventa el Capitán Pijama radicó en Santa Bárbara, California, donde grabó varios materiales: No seas pinche payaso (A Chair in a Corner); Intriga en Acapulco, Monstruosidades (Music for Monsters); Bienvenido a California (Welcome to California); Nada por aquí, nada por allá (Unnecesary Laughter); La neta de la corneta; Mientras más gastas más ahorras (grabado en vivo), y The Akward Voices of Boredom.

 

Algunas de sus últimas presentaciones las realizó en el Museo Universitario del Chopo en 2013, espacio en el que presentó en dos ocasiones. Su música se puede encontrar en el Tianguis Cultural del Chopo y a través de la red.

No comments yet.

Join the Conversation