GRAN CELEBRACIÓN DEL ST. PATRICK’S DAY EN BIERGARTEN

Por: Alma Enríquez

El pasado 17 de marzo Biergarten celebró en grande el St. Patrick’s Day.

¿Pero quién fue San Patricio y por qué lo celebramos?

San Patricio (fue un sacerdote de origen escocés que pasó los últimos 30 años de su vida evangelizando a los habitantes de Irlanda, por eso lo convirtieron en su santo patrono (título que comparte con otros dos santos, pero San Patricio es el más conocido). Los años de su nacimiento y muerte no se saben con exactitud, pero ambos ocurrieron entre el 400 y 500 d.C. y solo se sabe con certeza que murió un 17 de marzo, fecha en que se celebra el St. Patrick’s Day cada año.

Originalmente era una fiesta religiosa, pero en el siglo XX se permitió que los pubs irlandeses permanecieran abiertos y desde entonces esta fiesta evolucionó a una celebración tipo carnaval con desfiles y litros de cerveza. A nivel mundial muchas ciudades celebran esta fiesta y todo se pinta de verde.

En Biergarten celebramos el St. Patrick’s Day por la fuerte tradición cervecera que tiene esta fiesta. Se dice que San Patricio enseñó a los irlandeses a fabricar la cerveza. Sea leyenda o sea verdad, a nosotros nos encantan las celebraciones y más cuando involucran tarros de cerveza.

En Biergarten, esta fiesta toma magnitudes similares al Oktoberfest, que es el evento especial más significativo por la dominante influencia alemana que tiene nuestro concepto, pero a diferencia de éste, solo se festeja un día. En el festejo del St. Patrick’s Day, la cerveza se vuelve verde y clientes y staff se atavían con sombreros, tréboles, y cualquier prenda de color esmeralda.

Pero de las cosas más agradables que tiene esta celebración, es la recreación de las tradiciones irlandesas más interesantes, como lo son la música, las danzas, y todas las creencias que existen alrededor de la buena suerte irlandesa, acompañada de los leprechauns y su magia.

Los invitados aprovecharon para tomarse fotos con los duendes de la suerte y trataban de ganar una cerveza gratis sacando una moneda premiada de las ollas que ellos traían.

La banda The Shamrocks, con instrumentos tradicionales como la gaita, en conjunto de la escuela de Danza Irlandesa Bradigan, amenizaron la tarde con ritmos tipo Lord of the Dance. El movimiento tan rápido de los pies de las bailarinas, al compás de las canciones irlandesas que tocaba la banda, nos dejó fascinados, y mientras tanto, para refrescarnos, desfilaban decenas de tarros de cerveza verde.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

No comments yet.

Join the Conversation

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.