15555956_10211241115564925_1392043744_n

Por Julio Méndez
Fotos Rodrigo Puente

Tal vez alguien coincida conmigo, en que el 2016 ha sido el año de la nostalgia, los viejos recuerdos de la juventud han vuelto al presente: consolas de videojuegos,  series de TV, remakes de películas , reuniones de antiguas bandas y por si fuera poco, los mexicanos tuvimos una gota más de nostalgia al presenciar el primer concierto del grupo canadiense, Sum 41 en México.

Sputnik, banda mexicana cuyo vocalista es el conocido bloguero Pepeproblemas, se encargó de dar inicio al evento, muchos fans de la escena pop punk local les dieron un buen recibimiento, pero otros más jóvenes no pudieron evitar la desesperación al arrojarles cosas y pedir a gritos la llegada de Sum 41.

Los integrantes de Sum 41 entraron a escena cerca de las 9:40 pm, «The Hell Song» retumbaba mientras el vocalista y guitarrista, Deryck Whibley preguntaba a la asistencia si estaban listos para enloquecer.

Es inevitable no notar las cicatrices que el tiempo (y excesos) ha causado a aquellos chavitos de años atrás, Deryck fue diagnosticado con problemas causados por el alcohol, el baterista Steve Jocz renunció a la banda y una posible ruptura de la banda parecía inminente, sin embargo Deryck renació con un álbum nuevo bajo el brazo y la banda ha logrado mantenerse a flote aún predicando el mensaje del Pop Punk al mundo.

15577788_10211241110124789_1702697364_n

El setlist fue un recorrido de sus canciones más memorables, «Over my Head (Better Off Dead )», «Motivation» y «Still Waiting» causaron moshpits por toda el área.

La banda fue cautivada inmediatamente por ese efecto que solamente la audiencia mexicana causa cuando una banda se presenta en vivo, no tardarían en referirse a su audiencia como la «Sum 41 Family» y hasta terminaron insultándose a sí mismos por no haber venido anteriormente.

Covers cómo «We Will Rock You» ó «Master Of Puppets”, entre otros servirían también para que el guitarrista Dave Baksh se luciera con sus grandes habilidades para hacer solos.

«In Too Deep» concluyó el tramo principal del concierto y la banda volvió para un encore  que cerró con «Fat Lip» donde todos nos sentiríamos de regreso al video de aquella fiesta al aire libre con las rampas para patinar y la gente haciendo locuras por todos lados.

Tras una emotiva despedida, los fans más acérrimos salieron del concierto realizados, la banda se encargó de incluir lo más esencial para compensar una visita que no parecía tener fecha y que finalmente se llevó a cabo, en este año de la nostalgia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.