Por: Mr. Spiro

Diecisiete años tuvieron que pasar para que el cineasta mexicano y ganador del Óscar, Alfonso Cuarón, volviera a tierras mexicanas; para filmar lo que será su más reciente largometraje «Roma», el cual cuenta con una coproducción norteamericana y está ambientado en los años 70’s.

«El regresar a filmar a México para mí fue una necesidad, una necesidad de un comezón que ya llevaba años, siempre ha habido planes de regresar y siempre se me ha cruzado algo en la vida, y el regresar en este proyecto en específico fue algo muy personal…Tomé la decisión de regresar a México a filmar la película que he soñado hacer, con los recursos que he soñado; invertimos mucho tiempo y fue para aprovechar el momento en vez de salirme por la tangente industrial», señaló Cuarón en conferencia de prensa.

Este filme refleja una historia que sucede en la Ciudad de México mayormente, en los años de 1970-1971 y que tiene mucho que ver con elementos y vivencias de la infancia de Cuarón, en ella se recrean algunas escenas del famoso Halconazo, que tuvo lugar en inmediaciones de la Calzada México-Tacuba, misma que sirvió de locación para este nuevo filme del cineasta mexicano, aunque aclaró que esos sucesos no son el tema principal de la película, no quiso ahondar en aspectos como son la trama y la plantilla actoral que contiene la misma, solo se limito a comentar que cuenta con reminiscencias de su infancia y que trata acerca de una familia de clase media, oriunda de la Ciudad de México y que sucede en la década de los 70’s.

Una de las cosas con las que Cuarón se encontró al volver a la CDMX para filmar «Roma», fue una variante muy grande en la cuestión de la ambientación, pues al hacerse la comparativa de las fotos de época que tenían con las fotos de actualidad, fue una situación que lo remonto a su niñez y pudo darse cuenta como han cambiado tanto las calles como la gente, «Estábamos repletos de fotografías de época y a donde llegábamos en la locación era un lugar irreconocible y hubo dos conciencias, uno que mi infancia es de época y otra cosa es que realmente se tiene que cuidar la gloria arquitectónica de esta ciudad; es algo que la  hace especial..» señaló Cuarón.

También aprovechó para pedir disculpas a la ciudadanía por las molestias causadas durante el filme, como fue el cierre de la Calzada México-Tacuba, algunas calles de las colonias Roma y Narvarte, así mismo agradeció también a las autoridades capitalinas que le facilitaron algunos aspectos como las locaciones en calles de las colonias Roma, Narvarte y Tacuba, así como el apoyo con la cuestión de la logística; comento que aún con las dificultades que representaron algunos elementos como la cuestión de la ambientación, pudieron sacar adelante el filme y ya se dio el claquetazo final, ahora se le avecina todo un año de posproducción.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.